La colección Cucú tiene un gran agujero en la tapa. Un agujero para decir «¡cucú!», para que el niño pueda jugar con su papá o mamá. Establece complicidad con el niño y le ayuda a gestionar mejor el miedo a la separación, muy habitual en los niños de 0 a 3 años.

Mamá... ¡cucú!

$1.250
Mamá... ¡cucú! $1.250

La colección Cucú tiene un gran agujero en la tapa. Un agujero para decir «¡cucú!», para que el niño pueda jugar con su papá o mamá. Establece complicidad con el niño y le ayuda a gestionar mejor el miedo a la separación, muy habitual en los niños de 0 a 3 años.