Sergio piensa que hay un monstruo en su cuarto. Y si bien siente mucho miedo, no está dispuesto a dejarse asustar. Al contrario, ¡está decidido a vencerlo! Para esto, recurre a una táctica: le dice al monstruo que, si no se va, llamará a otro mucho más feo para que lo asuste. Y así, desde su cama, con su sábana y una escoba como escudos, se enfrenta a monstruos nuevos y cada vez más ridículos. A punto tal que Tato termina adivinando cómo son los futuros seres que lo asustarán y se ríe a carcajadas de las imágenes que aparecen

 

EL DOMADOR DE MONSTRUOS

$800
EL DOMADOR DE MONSTRUOS $800

Sergio piensa que hay un monstruo en su cuarto. Y si bien siente mucho miedo, no está dispuesto a dejarse asustar. Al contrario, ¡está decidido a vencerlo! Para esto, recurre a una táctica: le dice al monstruo que, si no se va, llamará a otro mucho más feo para que lo asuste. Y así, desde su cama, con su sábana y una escoba como escudos, se enfrenta a monstruos nuevos y cada vez más ridículos. A punto tal que Tato termina adivinando cómo son los futuros seres que lo asustarán y se ríe a carcajadas de las imágenes que aparecen