¡Levante la mano el que quiera jugar a ser un ogro! Pero no cualquier ogro, ni uno de peluche que asuste poco. Un ogro de verdad, con dientes filosos y boca babosa, el más gruñón de todos, ermitaño y capaz de comerse seis elefantes de un solo bocado. El juego se despliega en las páginas de este libro con textos rimados que estimula la imaginación dando vida a seres encantadoramente temibles.

Si yo fuera ogro

$840
Si yo fuera ogro $840

¡Levante la mano el que quiera jugar a ser un ogro! Pero no cualquier ogro, ni uno de peluche que asuste poco. Un ogro de verdad, con dientes filosos y boca babosa, el más gruñón de todos, ermitaño y capaz de comerse seis elefantes de un solo bocado. El juego se despliega en las páginas de este libro con textos rimados que estimula la imaginación dando vida a seres encantadoramente temibles.