Como los demás libros de esta colección, este libro analiza el mundo de la infancia a través de la ironía y la sátira del signo cáustico de Frato, alter ego dibujante de Francesco Tonucci. Este libro tuvo una primera edición en la Argentina con el título de Cómo ser niño, ahora Losada publica una traducción argentina con el título que tenía en la edición italiana Niño se hace. 'Si no se hacen como estos niños...' dice Jesús en el Evangelio: hace 2000 años los niños ya eran señalados como modelo para todos aquellos que quisieran salvarse. Hoy que sabemos todo sobre la infancia, que la reconocernos como la etapa más importante de la vida, y que quisimos defenderla y honrarla con la Convención de Derechos de 1989, los niños se han vuelto transparentes.
Muchos tienen hambre, no tienen escuela ni garantías de salud, son explotados, objetos de abuso, usados como soldados o pequeños criminales. Muchos son ricos y obesos, están atiborrados de juguetes pero solos, Henos de escuelas y actividades, pero ya no son libres de salir solos para jugar con sus amigos. Unos y otros están olvidados, excluidos de la comunidad de los grandes. El libro analiza desde diferentes puntos de vista la difícil experiencia de ser niño hoy y las graves responsabilidades de los adultos.
En este libro comienzan también las reflexiones de Frato sobre las relaciones entre los niños y la ciudad.

NIÑO SE NACE

$750
NIÑO SE NACE $750

Como los demás libros de esta colección, este libro analiza el mundo de la infancia a través de la ironía y la sátira del signo cáustico de Frato, alter ego dibujante de Francesco Tonucci. Este libro tuvo una primera edición en la Argentina con el título de Cómo ser niño, ahora Losada publica una traducción argentina con el título que tenía en la edición italiana Niño se hace. 'Si no se hacen como estos niños...' dice Jesús en el Evangelio: hace 2000 años los niños ya eran señalados como modelo para todos aquellos que quisieran salvarse. Hoy que sabemos todo sobre la infancia, que la reconocernos como la etapa más importante de la vida, y que quisimos defenderla y honrarla con la Convención de Derechos de 1989, los niños se han vuelto transparentes.
Muchos tienen hambre, no tienen escuela ni garantías de salud, son explotados, objetos de abuso, usados como soldados o pequeños criminales. Muchos son ricos y obesos, están atiborrados de juguetes pero solos, Henos de escuelas y actividades, pero ya no son libres de salir solos para jugar con sus amigos. Unos y otros están olvidados, excluidos de la comunidad de los grandes. El libro analiza desde diferentes puntos de vista la difícil experiencia de ser niño hoy y las graves responsabilidades de los adultos.
En este libro comienzan también las reflexiones de Frato sobre las relaciones entre los niños y la ciudad.