El revés del reino es un poco mucho nada difícil de explicar. Queda atrás adelante cerca y lejos del reino del revés, un tanto arriba dos pocos abajo y en el medio de la fantasía; los chicos los medianos y los grandes casi siempre y casi nunca entran y salen de él.
En el revés del reino se puede acampar entre tiburones, pasar las noches a puro juego, hacer siestitas en clase; tener arco iris en el pelo, volar con sirenas, reinar entre hortalizas, gobernar diablos angelicales, realizar hazañas fantabulosas y disfrutar comidas espantósicas. También es fácil convertirse en lápiz, mascota o veloz caracol, o ser el sueño de un sueño.
En el revés del reino se odian los celulares y se ama lo aburrido, las vacunas y las verduras; las casas se resfrían, los circos aburren, los espejos fabulan, Emma es emo, no hay crisis ni miedos, hay billeteras con besos.
Sean bienvenides a estas páginas de lo posible, lo imposible y lo no visible: algo así como el revés del reino.

El revés del reino

$650,00
El revés del reino $650,00
  • Inpaz Libros Av. Gaona 3125

    Gratis

El revés del reino es un poco mucho nada difícil de explicar. Queda atrás adelante cerca y lejos del reino del revés, un tanto arriba dos pocos abajo y en el medio de la fantasía; los chicos los medianos y los grandes casi siempre y casi nunca entran y salen de él.
En el revés del reino se puede acampar entre tiburones, pasar las noches a puro juego, hacer siestitas en clase; tener arco iris en el pelo, volar con sirenas, reinar entre hortalizas, gobernar diablos angelicales, realizar hazañas fantabulosas y disfrutar comidas espantósicas. También es fácil convertirse en lápiz, mascota o veloz caracol, o ser el sueño de un sueño.
En el revés del reino se odian los celulares y se ama lo aburrido, las vacunas y las verduras; las casas se resfrían, los circos aburren, los espejos fabulan, Emma es emo, no hay crisis ni miedos, hay billeteras con besos.
Sean bienvenides a estas páginas de lo posible, lo imposible y lo no visible: algo así como el revés del reino.