El feminismo llegó para quedarse. Eso ya lo sabemos bien. Pero así como lo venimos pensando para las niñeces, para las pibas, para docentes y personas grandes, no quisimos dejar afuera a los hombres que aún creen que las feministas las odian, o que es un movimiento en su contra. Anímese a dar vuelta la página, amigo, que podemos construir de la mano un mundo más justo en el que quepan todos los mundos.

Educando a Rolando

$300
Educando a Rolando $300

El feminismo llegó para quedarse. Eso ya lo sabemos bien. Pero así como lo venimos pensando para las niñeces, para las pibas, para docentes y personas grandes, no quisimos dejar afuera a los hombres que aún creen que las feministas las odian, o que es un movimiento en su contra. Anímese a dar vuelta la página, amigo, que podemos construir de la mano un mundo más justo en el que quepan todos los mundos.