Filomeno y Sofía cuenta la historia de dos niños (¿de cinco años?, ¿de seis?) que comparten una misma pasión por los relatos. Sólo que Filomeno prefiere oírlos y Sofía, contarlos. En lo que coinciden sí, es en que una historia se disfruta más si se la comparte con otros y en que la historia no termina cuando acaba su narración, sino que se prolonga en los diálogos que pueden derivar de ella. Jugando a "las historias" y dialogando acerca de las cosas que les pasan, Filomeno y Sofía recrean -sin saberlo- algo que caracteriza a la práctica filosófica desde hace milenios: la reflexión en torno a relatos portadores de sentido y a la propia experiencia. Si bien Filomeno y Sofía puede leerse "de corrido", como cualquier relato para niños, está pensado especialmente como texto para suscitar la reflexión y el diálogo. Una sugerencia de lectura es hacer con la novela lo mismo que los personajes hacen con las historias que comparten: narrar un episodio y detenerse a pensar acerca de lo escuchado o leído.

Filomeno y Sofía

$420
Filomeno y Sofía $420

Filomeno y Sofía cuenta la historia de dos niños (¿de cinco años?, ¿de seis?) que comparten una misma pasión por los relatos. Sólo que Filomeno prefiere oírlos y Sofía, contarlos. En lo que coinciden sí, es en que una historia se disfruta más si se la comparte con otros y en que la historia no termina cuando acaba su narración, sino que se prolonga en los diálogos que pueden derivar de ella. Jugando a "las historias" y dialogando acerca de las cosas que les pasan, Filomeno y Sofía recrean -sin saberlo- algo que caracteriza a la práctica filosófica desde hace milenios: la reflexión en torno a relatos portadores de sentido y a la propia experiencia. Si bien Filomeno y Sofía puede leerse "de corrido", como cualquier relato para niños, está pensado especialmente como texto para suscitar la reflexión y el diálogo. Una sugerencia de lectura es hacer con la novela lo mismo que los personajes hacen con las historias que comparten: narrar un episodio y detenerse a pensar acerca de lo escuchado o leído.